bogota.gov.co

Apuntes de Infancia y Adolescencia – Convenio y Modelo SRPA

Por: Martha Ayala

La Administración de Bogotá Positiva ha tienido como objetivo “desarrollar una experiencia aplicada de atención integral a población vinculada al SRPA, que permita avanzar en la construcción de una línea técnica específica para el distrito en esta materia, así como la atención directa a adolescentes vinculados al sistema y sus familias, a través del desarrollo de herramientas individuales y colectivas que les permitan el ejercicio y garantía de sus derechos, la reorientación de sus proyectos de vida, el desarrollo de sus habilidades y potencialidades y así poder aportar a su inclusión dentro del marco de una justicia restaurativa de conformidad con lo definido en la Ley 1098 de 2006 y la Política Pública de Infancia y Adolescencia del Distrito”

Para responder a este objetivo se suscribe un convenio por el Distrito, desde las Secretarias Distritales de Integración Social y Gobierno, con las alianza establecidas, Artesanías de Colombia, Circo Ciudad y OIM, cuyo objeto  es “aunar recursos técnicos, pedagógicos, humanos, físicos, administrativos y económicos para implementar una estrategia de atención integral especializada dirigida a las y los adolescentes entre 14 y 17 años y sus familias, vinculados al Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente – SRPA y con Medida de Restablecimiento de Derechos, con miras a disminuir la reincidencia, fortalecer los procesos de inclusión y Prevenir el reclutamiento de adolescentes en riesgo”.

El convenio se sustenta en el Código de Infancia y Adolescencia; por los lineamientos de la política pública de Infancia y Adolescencia del Distrito, los lineamientos técnicos del ICBF y en el Proyecto 497 “Infancia y adolescencia feliz y protegida integralmente en el escenario de una ciudad protectora para los niños, las niñas y los adolescentes, que plantea tres ejes estratégicos que facilitarán el reconocimiento de las ciudadanías de los NNA como sujetos plenos de derechos, en condiciones de igualdad y equidad con perspectiva de progresividad. Los tres ejes de la política son: Protección de la vida, Generación de escenarios propicios para el desarrollo y Condiciones para el ejercicio de la ciudadanía.

Para responder a dichos objetivos normativos y políticos, en el marco del convenio, se plantearon cinco componentes: (1) Atención Integral, (2) Sistematización, (3) Fortalecimiento del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente en el Distrito, (4) Lineamientos Técnicos, (5) Seguimiento, Monitoreo y Evaluación. A través de la implementación de estos componentes se busca generar conocimiento que permita fortalecer los diferentes actores y escenarios que de una u otra manera tienen competencia en el sistema, generar directrices técnicas que le permitan al distrito ampliar y precisar el horizonte de sentido frente al cual debe encausar las acciones con adolescentes vinculados al SRPA.

Además de la Atención Integral que se procure a los Adolescentes, el convenio propende por la  construcción de un modelo alternativo a los tradicionales en el SRPA que más que una bitácora para el ofrecimiento de unos servicios, debe ser la carta de navegación para una atención de calidad, que responda a las necesidades de los y las adolescentes, que promueva el desarrollo de sus potencialidades y que contemple sus particularidades etarias y contextos. Es decir que su  razón de ser es la garantía y el restablecimiento de los derechos de los adolescentes que por diversas circunstancias ingresaron al SRPA.  Cumplidos estos pasos el modelo debe constituirse en insumo para la construcción de una Política Pública en Responsabilidad Penal para Adolescentes.

El modelo de atención integral para el SRPA requiere en su implementación de la sinergia entre los diferentes actores y sectores, para la construcción de respuestas integrales y su consolidación  progresiva.

En ese sentido, para el abordaje educativo y pedagógico del modelo, se proponen dos enfoques pedagógicos complementarios, que son el social y el crítico. La Pedagogía Social  entendida, como el escenario de reflexión e investigación de la acción educativa (no formal) en la dinámica de las relaciones sociales de los adolescentes en la cultura, con el fin de prevenir, compensar y reconducir la dificultad, la exclusión o el conflicto social.

La Pedagogía Crítica considerada, como una propuesta que genere en los adolescentes  cuestionamientos y desafíos frente a la dominación, las creencias y las prácticas en su entorno ya que la educación es pensada desde las bases, exigiendo una apuesta política para el fortalecimiento de una ciudadanía crítica, que piense en su entorno y construya realidades incluyentes y democráticas.

En coherencia, se propone un enfoque pedagógico, encaminado a la generación de procesos de educación popular y experiencial que, con base en la riqueza de la experiencia[1] comunitaria y su relación con las situaciones históricas, culturales y políticas de los contextos, permita pensarse como aporte para la transformación social, desde el restablecimiento de los derechos, la lucha contra la miseria, la desigualdad y la violencia.

De este modo el componente se sustenta en las posturas de pedagogos críticos que argumentan en el carácter político de la educación y de pedagogos sociales que influyen en la importancia de acceder al conocimiento desde escenarios socializadores diferentes a la escuela.  A propósito aludimos a Michael Apple quien postula la educación como acto político para la construcción de identidades, que desencadenan estrategias de resistencia y lucha; a Paulo Freire la educación tiene un alto contenido político que le apuesta a la reflexión y acción de las y los sujetos para transformar el mundo, y su posibilidad de incidir en los destinos sociales, culturales, económicos y políticos de los contextos y finalmente, las reflexiones de Henry Giroux que proveen al formador de un lenguaje crítico que le permite entender su práctica como una forma de política cultural, es decir, “…como una tarea pedagógica que toma en serio las relaciones raciales, de clase, sexo y poder en la producción y legitimación de sentido y experiencia”[2]

En ese sentido, la educación popular y la experiencial en el Modelo de Atención Integral de SRPA, ofrecen herramientas para la generación de nuevos enfoques alternativos, que posibilitan la reflexión sobre el quehacer y los aprendizajes, dinamizando así el desarrollo cultural y político de las comunidades, y por ende el desarrollo mismo de los individuos.


[1] Experiencia: conocimiento de la vida adquirido por las circunstancias o situaciones vividas.

[2] GIROUX, Henry. Los maestros como intelectuales transformativos. Hacía una pedagogía crítica del aprendizaje. Editorial Paidós. 1990. Pág. 14

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Próximos Eventos

Ver todos

buy Dapoxetine without prescription Cheap Kamagra Online